Imprimir esta página

CON SAN JUDAS TEMPLOS DE DIOS

Publicado Mayo 28, 2021

Por P. Héctor Núñez Gutiérrez, cmf
Imprimir | Enviar por Email

No seamos como cueva de ladrones. Cuando Jesús vio el templo de Jerusalén convertido en un mercado se disgustó y urgió que fuera casa de oración.

Nosotros hemos sido escogidos para ser templo de Dios. Dios ha querido morar en nosotros. Eso es otra cara de la misma realidad, cuando decimos que nosotros estamos llamados, invitados a vivir en Dios.

Hasta qué punto de calidad de vida espera Dios en nosotros, nos lo expresa de una manera muy realista con la experiencia de la Higuera. No era tiempo de higos pero a pesar de eso busca encontrarlo, está lleno de hojas, da esperanza de encontrarlos, lo ilógico del caso prepara para la experiencia de ver a Jesús arrojando a los mercaderes a salir del templo y nos aclara que hemos de esforzarnos a ser nosotros una buena morada para la divinidad de todo eso fue testigo San Judas por eso modula su estilo de vida para vivir a Dios, en Jesús tiene el modelo. Y cuando San Judas escucha que lo que pidan a Dios en nombre de Jesús él lo concederá entonces ya está preparado para realizar su tarea de ayudarnos y de guiarnos.

Devotos de San Judas acudamos a él para resolver problemas pero no basta. Tenemos que ser buenos templos de Dios. Nada de dañar físicamente o moralmente, nada de trabajos chapuceros, nada de perezas, nada de rencores, nada de venganzas,  nada de….  “Monedas o borreguitos” que no entonen con el Dios que quiere vivir en nosotros.

Visto 283 veces