Logo Claretianos

CENIZA, SILENCIO Y VIRTUALIDAD

Publicado Febrero 23, 2021

Por Grupo Clotet

El pasado miércoles 17 de febrero del 2021 se celebró el Miércoles de Ceniza y como bien sabemos fue un Miércoles de Ceniza muy singular, dado el escenario de pandemia en el que aún nos encontramos.

Bajo este escenario, el Hermano Adolfo Villaseñor, director del Centro Clotet, el Hermano Juan Carlos Bugarín y demás maestros del Centro Clotet coordinaron la “imposición de ceniza” a los alumnos de dicho centro educativo. Se puede hablar de algo novedoso en lo religioso, la fusión de tres aspectos: la ceniza, el silencio (la cultura del sordo) y la virtualidad.

A la una de la tarde de dicho miércoles el Hno. Adolfo reunió a través de una plataforma a los alumnos del Centro Clotet y a algunos de sus familiares para que de una manera virtual se llevara a cabo “el rito” de la imposición de ceniza. Este acto virtual consistió en tres momentos:

  • Una charla sobre el sentido del Miércoles de Ceniza y de la Cuaresma presentada por el P. Ernesto Mejía e interpretada en Lenguaje de Señas por el profesor Luis Gerardo Granados.
  • Retroalimentación y compromisos de parte de los alumnos sordos del Centro Clotet.
  • “Imposición” virtual de la ceniza.

A continuación, compartimos algunos comentarios de los alumnos sordos que en lenguaje de señas fueron expresando y tradujo el profesor Luis Gerardo: “Hoy nos podemos comunicar y ver a través de estos medios que nos ayudan a seguir como amigos y continuar con nuestra fe”. “A veces es difícil estar siempre en casa y uno se aburre, pero también vamos aprendiendo que se puede juntar en casa el estudio, el trabajo y el descanso”. “A un familiar mío le dio COVID 19 eso es muy triste y estuvo lejos de nosotros, pero gracias a Dios se curó y es una alegría volver a estar juntos. Hay que orar por todas las personas”. “La imposición de ceniza ha ido cambiando, el Antiguo Testamento dice que antes se vestían de sayal y se ponían ceniza en todo el cuerpo, ahora nosotros por la pandemia nos la ponemos de otra manera”.

 

Por último, el Hno. Adolfo invitó a todos los alumnos a que se “impusieran” la ceniza en sus casas, que consistió en formas muy creativas: Cruces grandes, cruces chicas en papel, en madera… algunos se las pusieron en la frente y otros se las ponían en su corazón.

Que el Centro Clotet siga formando a estas nuevas generaciones de jóvenes sordos de una manera integral. Y que este miércoles tan especial de ceniza, silencio y virtualidad sea una respuesta misionera en estos escenarios de nueva evangelización.

Visto 322 veces

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador