Compartir Compartir      
 

 

Festejando a la morenita


Este códice es un mensaje claro de reconciliación, ternura, esperanza y compromiso. 

Corazón de María

Flores, cantos, veladoras encendidas y sobre todo los rostros alegres de los feligreses de la Rectoría de San Antonio María Claret, CDMX., conformaron el mosaico de nuestra fiesta guadalupana, el 12 de diciembre del 2017.

A las 17:30, primer momento del festejo, nos reunimos en el salón guadalupano. Un buen número de asistentes escuchamos la charla sobre las apariciones en el Tepeyac, un hecho que impactó la vida política, religiosa, económica y sobre todo religiosa de nuestro México lindo y querido; así lo refirió la historiadora del arte Giselle Flores.

En otro momento nos reunimos en el Templo para celebrar la Eucaristía, presidida por el P. Enrique Mascorro; lo acompañó en el altar el P. René Pérez. En la homilía el presidente, retomando parte de la charla mencionada, recordó la importancia del códice de Santa María de Guadalupe. Desde un principio, dijo el padre, este códice es un mensaje claro de reconciliación, ternura, esperanza y compromiso. Este códice debe inspirar nuestra presencia en el mundo. también nuestro rostro deberá transparentar el Evangelio para los demás, privilegiando a los necesitados. El celebrante agregó: Recordando el signo de las rosas, como prueba del milagro, nuestra presencia, como la de María, deberá colaborar para el florecimiento de lo nuevo, especialmente la justicia, la paz y todo valor relacionado al Reino de Dios.

Al final de la Eucaristía, con especial entusiasmo, entonamos las Mañanitas y otros cantos dedicados a la “Morenita festejada”. Concluimos nuestra tarde mariana nuevamente en el salón guadalupano. Allí compartimos los bocadillos traídos por los feligreses de la comunidad.

 

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño