Compartir Compartir      
 

 

Fragua 22 


Deseo que mi entrada a la Fragua sea fuente de bendición. Que no salga igual que como entré: transforma mi corazón para que vuelva a casa renovado

Corazón de María

Durante los meses de Octubre, Noviembre y mitad de Diciembre, se llevó  a cabo la Fragua 22, en la comunidad de los Negrales, Madrid, España. Aquí estuvimos un grupo de 16 Claretianos, venidos de cuatro Continentes: 8 de América, 5 de Europa, 2 de África y uno de Asia; una fragua, como ven, multicultural y representativa.  Los PP Juan Carlos Martos y Salvador León, fueron los facilitadores que nos ayudaron a profundizar en nuestro ser de Cristianos y Claretianos (beber del propio pozo). Dicha fragua se dividió en tres etapas que recoge de la MS:

1.Misioneros con Espíritu (Adoradores de Dios Padre)

2.Misioneros en comunidad (Seguidores de Jesucristo)

3.Misioneros en salida (Enviados por el Espíritu)

En cada una de ellas tuvimos la oportunidad de profundizar en nuestra vocación y misión con el deseo de renovarnos y, avivar la llama del Espíritu y del Carisma cmf. Sin duda una importante experiencia en nuestro caminar como misioneros. Oportunidad para reflexionar en nuestro ser y quehacer a la luz de la MS. Un segundo “noviciado” intensivo, donde hemos podido rezar, descansar, revisar y proyectar en esta hora de encrucijada.

En este tiempo hemos vivido intensos momentos de encuentro con el Señor, tiempos de escucha, de alabanza, de petición y contemplación. Tiempos en Negrales, en Buena-fuente del Sistal, (monasterio cisterciense del siglo XII) en Jerusalén, Barbastro, Vic, Barcelona. Cada uno de estos lugares conectados con las tres etapas. Dios ha ido hablado a través de su Palabra y de los hermanos. Hemos pasado por circunstancias y momentos vitales diferentes. Pero siempre aunque haya tardado, ha surgido una chispa, una luz, una palabra viva que nos alentaba y nos hacia mirar hacia delante. Por ello, doy gracias a Dios y a la Congregación por esta oportunidad de participar, todo es don todo es gracia, gracias mil. 

Con esta petición al Señor entré y, con esta petición salgo: “Deseo que mi entrada a la Fragua sea fuente de bendición. Que no salga igual que como entré: transforma mi corazón para que vuelva a casa renovado". Amén.

P.Juan Manuel Buzo Sánchez, CMF

 

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño